Un río de cocaína desde Calabria a Europa

Abc.es UN RIO de cocaína llega hasta la región de Calabria, al sur de Italia, donde tiene sus dominios la ndrangheta, que la distribuye a toda Europa, incluida España. La mafia calabresa, que es hoy la más poderosa del mundo, nada así en un mar de liquidez: gana más de 30.000 millones de euros al año. Con su acción reservada, pagos puntuales y fiables, la ndrangheta se ha ganado la confianza de los carteles colombianos y mexicanos ligados al tráfico de droga. El famoso magistrado italiano, Nicola Gratteri, ha manifestado al diario “La Stampa”, que las ganancias de la ndrangheta constituyen un tesoro que el define como “el más grande negocio en la historia de la mafia calabresa”.

En los últimos tiempos la ndrangheta ha cambiado sus hábitos y su modo de proceder. Las familias mafiosas se confunden con la buena burguesía y de ellas forman parte abogados, empresarios, notarios, farmacéuticos y economistas, muchos de ellos descendientes de familiares relacionados con la mafia y aliados con la masonería, lo que hace mucho más difícil combatir a la nueva mafia. Así lo explica también a “La Stampa” el fiscal Federico Cafiero: “Se trata de miles de hombres y mujeres que comen en los mismos restaurantes, dividen los mismos negocios y las mismas conversaciones, los mismos teatros y las mismas parroquias de las buenas familias, todo lo cual hace cada vez más difícil la posibilidad de distinguir el bien del mal. Solo una cosa es cierta: en la provincia de Reggio Calabria nada es posible sin que la ndrangheta dé su visto bueno”.

La capacidad económica de las familias mafiosas es enorme, con ingresos que en el 66 % procede de la cocaína, consumida en Italia por “más de tres millones de personas”, afirma el coronel Paolo Iannucci . Un negocio mundial el de la coca que supera los 500.000 millones de dólares. Profunda transformación La transformación social de las nuevas mafias, la explicaba así a ABC el fiscal de Roma, Giancarlo Capaldo, que ha conducido algunas de las investigaciones más importantes de los últimos años como responsable de la Dirección Antimafia de Roma, autor de “Roma mafiosa. Crónica del asalto criminal al Estado”: “Todas las mafias, incluida la camorra, están abandonando las técnicas tradicionales que tenían para controlar el territorio, como la extorsión o la violencia. Las mafias han comprendido que hoy, en una sociedad globalizada e industrializada, más importante que controlar su territorio, como hacían antes, es gobernar la política, la economía y la administración. Todas las mafias nacen como un fenómeno rural para gestionar y controlar su territorio. Ahora se ha producido una profunda transformación: de forma camaleónica, invisible aparentemente, los mafiosos adoptan la figura y papeles de las personas que habitan normalmente en nuestra sociedad, es decir, personas que desarrollan trabajos como políticos, administrativos, industriales o empresarios. Este nuevo modelo mafioso es el que se ha impuesto en Italia y se copia en el mundo”.

Blanqueo de capitales Obviamente, con el mar de liquidez que han acumulado, las mafias tienen necesidad de blanquear ese capital. El escritor Roberto Saviano, autor de “Gomorra”, su celebre libro contra la camorra, explica así cómo la mafia napolitana, y otras mafias, en especial la ndrangheta calabresa, aprovechándose de la crisis, han entrado en la vida diaria de la capital italiana y en buena parte del país: “Imaginaros que sois turistas en Roma y se acercan a un aceptable restaurante, quizás “Zio Ciro”, junto a la céntrica Plaza Navona. Un restaurante que tiene una buena presentación en un sitio web y una buena reputación culinaria. Y después imaginaros que en la tarde entrais en una heladería, quizás en “Ciucculà”, junto al Pantheon. Y finalmente, queréis iros a descansar alquilando una habitación en la Plaza de España, en el corazón más prestigioso de la capital. Supongamos que vais justo allí al número 33, para utilizar los servicios de la sociedad “España Suite”. En cada uno de vuestro particular paseo, habéis tenido contacto con el capital de la camorra. No os habréis dado cuenta, porque las personas que se encuentran en todas estas actividades son trabajadores honestos, y ellos mismos (en muchos casos) no se imaginan quiénes son sus superiores. Quizás vuestro recorrido podría haber sido diverso. Podríais haber elegido una pizzería, siempre de la cadena Zio Ciro, pero esta vez en Sant’ Apollinare, quizás después de haber visitado la iglesia del mismo nombre, al lado de Plaza Navona. O quizás la hostería “L’ Osteria della vite” o el restaurante “Il Pizzicotto”, en la via Gioacchino Belli. Y después un café al bar “Sweet” en la céntrica plaza de la Cancelleria. También este segundo itinerario os habría llevado, involuntariamente, a entrar en la economía del sistema camorra”.

“La ndrangheta ha transformado la cocaína de un producto para ricos a una droga de masas”, afirma el magistrado Gratteri. Considerada socialmente aceptada, la cocaína tiene efectos devastadores: “Los cocainómanos desarrollan ideas paranoicas, desconfianza, hostilidad. Imaginan que son perseguidos, o espiados por los padres. En el hospital los tratamos como si fueran pacientes psicóticos, por ejemplo bipolares o esquizofrénicos. Y sabemos bien que un porcentaje importante de responsabilidad sobre los comportamientos antisociales que vemos en la calle son causados por la cocaína”, afirma el doctor Luigi Janiri, director de psiquiatría del policlínico Gemelli de Roma. Crimen horrendo La preocupación por esta invasión de cocaína y sus efectos devastadores se ha puesto en los últimos días muy de actualidad en Italia a raíz de un delito del que se lleva hablando diariamente durante casi un mes. Ha sido el crimen más horrendo que ha conocido Italia en décadas, en el que se ha mezclado la depravación, la droga, el sexo y la crueldad. Dos jóvenes, hijos de la burguesía romana, mataron a un tercero, durante una orgía de sexo y drogas. Lo alucinante del caso, que ha dejado desconcertada a la opinión pública, es que el asesinato se cometió por maldad y experimento: por la curiosidad de conocer “qué se siente” tras matar a una persona, según trascendió de los interrogatorios de la policía. Manuel Foffo, de 30 años, estudiante de Derecho, y Marco Prato, de 29 años, también universitario y organizador de fiestas para homosexuales en diversos locales de Roma, que se habían conocido en las pasadas navidades, pasaron los primeros cuatro días de marzo en el apartamento del primero, con sexo, alcohol y cocaína en la que se gastaron 1.800 euros.

Be the first to comment

Leave a Reply

L'indirizzo email non sarà pubblicato.


*